¿Qué tan seguro es tu banco? Aprende a proteger tu información financiera

Los servicios bancarios de hoy en día fueron hechos para ser simples. Nos conectamos a la App de nuestro banco en nuestros dispositivos móviles, hacemos un par de clics y ¡listo! Transferimos así de fácil una suma de dinero. Sin embargo, la simplicidad no siempre equivale a seguridad, ya que constantemente vemos ataques que ocurren una y otra vez tanto en Apps de bancos como en instituciones financieras, todo para robarse la información personal y el dinero de los clientes. Esto ocurre porque para los cibercriminales, el crimen más lógico es atacar un banco.

Según un estudio reciente hecho por McAfee y Ovum, Closing the Cybersecurity Gaps in Financial Services – a Global Survey (Cerrando los Agujeros de Seguridad Cibernética en los servicios financieros – una encuesta global), resulta que las instituciones financieras están creando silos de información. Estos silos están haciendo a las empresas correr el riesgo de ser hackeadas, lo cual acaba poniendo en riesgo la información de los clientes. Esto significa que los números de cuenta bancaria, números de tarjetas de crédito y demás información confidencial podrían verse comprometidos por una violación de datos.

Las instituciones financieras necesitan buscar nuevas formas de proteger los datos personales de sus clientes de ataques cada vez más sofisticados, como plataformas integradas de seguridad. Mientras tanto, es importante que sepas lo que puedes hacer como cliente para mantener tu información personal y financiera segura. Mira estas recomendaciones:

-Vigila cuidadosamente tu cuenta bancaria y tu historial de crédito. Aunque no puedas evitar que tu banco sea hackeado, sí puedes estar alerta a cualquier cambio en tus datos personales. Así, puedes tratar cualquier posible problema antes de que sea demasiado grave.

-No proporciones demasiada información personal a menos que sea estrictamente necesario. La mejor forma de mantener tu información personal segura es mantenerla…personal. A menos que un sitio o servicio requiera tus datos obligatoriamente, intenta limitar la cantidad de información personal que compartes. Si acabas proporcionando tus datos, investiga la compañía a la que se los estás dando, para ver si su sistema de seguridad es de primera.

-Usa una solución de seguridad completa. Ya sea que uses tu banca en línea en una App, o que uses una empresa de servicios financieros en Internet, asegúrate de que todos tus dispositivos estén protegidos. Utiliza una solución de seguridad completa como McAfee® Total Protection para mantener tus datos lejos de las manos de cibercriminales.

Leave a Comment

3 × 4 =